Archivo | Scooters RSS for this section

Piaggio X-Evo II

X-Evo II-logofacebook

Soy de la opinión que Piaggio, a día de hoy, no tiene en su poblado catálogo, un scooter más práctico y menos lujoso que el X10, pero lo suficientemente dotado para dar satisfacción a quien busca una solución razonable a sus requerimientos de movilidad. El motor MASTER 400 sin tanto derroche tecnico como tiene el infrautilizado y moderno 350, era un motor potente, económico, que bien podría ser el tope de este modelo que se adaptaría mejor al típico 125/250/400.

I am of the opinion that Piaggio, today, does not have in his  catalog, a more practical and less luxurious than the X10 scooter, but gifted enough to satisfy anyone looking for a reasonable solution to their mobility requirements. The MASTER 400 without much technical waste engine and has 350 modern underused, was a powerful economic engine, which could well be the top of this model is better suited to typical 125/250/400.

Moto automática: la “Manaville 850”

Aprilia-Manaville850No acertó Aprilia (Piaggio) al crear una naked con un motor de scooter: la Mana realmente no ha sido un éxito, pese a suponer un soplo de aire fresco. El motor, estupendo por otra parte, de la Gilera GP 800 tal vez hubiera cuajado en una turismo automática cómoda de llevar, limpia, más versátil. Tal vez más al gusto de un maxi-scooterista deseoso de probar la rueda grande sin perder sus raices. De nuevo me planto en la encrucijada moto&scooter. Buena ruta.

Nueva Vespa Sprint

Sobre la base de la nueva Primavera, una opción más sport, sustituta de la “S”.  Más amplia, con ruedas más grandes, con mejores suspensiones.

Nueva Vespa de "faro cuadrado"

Nueva Vespa de “faro cuadrado”

 

 

 

 

 

 

 

 

Derivada de la nueva Vespa Sprint 2014, con detallitos.

Sprint-vespa

 

 

 

Y diferencias sutiles pero que suman.

Faros

 

 

 

Espejos

 

 

 

El plato fuerte son las nuevas llantas de 12″. Sin llegar a la belleza y sobre todo, “genes vespa”, de la 496, van un paso por delante de las tan vistas de cinco palos.

Llantas

 

 

 

Gracias a VESPA TURIA por dejarme hacer las fotos.

Primera andadura con la X10 500

Las impresiones son muy positivas. Parece que el motor sólo aporta una mejora a nivel de gestión. He gozado mucho conduciéndolo por los puertos de “La Calderona”.

No resulta pesadota ni torpe para circular…y la aceleración es estupenda incluso con dos. Fiel a la trayectoria que le marcas, permite rectificar si hace falta. Los frenos, si bien no tienen un tacto “racing” frenan mucho y bien, y con la seguridad del ABS puedes apurar. Es intuitivo y muy fácil de cambiar de trayectoria en las curvas enlazadas. La X10 500 te hace pasar un buen rato. Una vez familiarizado con él…creo que se puede ir hasta “rapidillo”.

Buena capacidad de carga: un casco grande modular como mi Shuberth Concept cabe…muy justo: hay que buscarle la posición.

Pero se puede ir a hacer la compra con soltura…El pan conviene llevarlo en una bolsa bien cerrada, porque es jodido despegar la migas de la moqueta

Pese a que los neumáticos SABA que lleva de origen no me han transmitido muy buen feeling (simplemente discretos): hubiera preferido los bicompuesto que montaba la 350. Pero las reacciones de chásis me han parecido muy sanas, unido al buen motor, y un consumo de 4,67 litros a los 100 (este dato no es del ordenador de abordo, sino verificado según he llenado)…en uso mixto, duo y rodando desahogadamente…me dice que es una buena herramienta para pasarlo bien sin pagar una gran factura en gasolina.

Resulta cómodo sin tener la protección del X9: lo que si mejora es la protección al pasajero, que sufre menos rebufos, y por aurovía te transmite la sensación de poder ir al fin del mundo por la calidad de rodura y la estabilidad…sin meneos incluso rodando fuertecito. En carreteras sinuosas resulta intuitivo y fácil de cambiar de trayectoria… Tiene “piaggiadas”…como un ruidito en la zona del cuadro…en fin, para mirarlo. Se advierten bastantes vibraciones en el manillar al ralentí que desaparecen en cuanto aceleras…yo no se porqué: ¿motor con un anclaje menos elástico?….puede ser.

Buuuf! muuuchas buenas sensaciones: personalmente no dudaría en cambiar un viejo X9 500 por un X10 500…No se si es exagerar( o me flipa la “passione”)…pero le han dado un tacto de motor que ha llegado a parecerme “casi” un bicilíndrico.

Aunque no sea bicilíndrico…tampoco cuesta lo que un bicilíndrico ni consume lo que un bicilíndrico. Me ha dejado un muy buen sabor de boca…porque además Ampa, mi mujer (se ha convertido en “fan” de la X10 porque dice que se nota “segura” en las curvas, a gran distancia de los que sentía en la X9), lo ha encontrado muy cómodo y me ha hablado muy bien del sistema de estriberas que lleva. Y lo que si que he notado es que no te molestan los pies del pasajero en las maniobras y que el rebaje de las plataforma te permite llegar al suelo con comodidad. Subirlo y bajarlo del caballete no supone ningún problema ni es pesadote en exceso en las maniobras en parado, y gira sorprendentemente bien para hacer una inversión de marcha, para lo largo y grande que es.

Para uso práctico y ciudadano el 350 me gustó mucho lo fino que va…pero es que las recuperaciones del 500…de 80 a 120 y subiendo…me han encantado.

Si “te gusta conducir”: la 500 (hay diferencia: no brutal, pero SI justifica lo poco que cuesta de más el 500 sobre el 350)…Y en ciudad también va muy bien, aunque hay que reconocer que en este terreno su hermano 350 es más agradable de llevar. Pero si lo tuyo es viajar, hacer salidas o simplemente te gusta las sensaciones …cuenta con el 500. .

Mi agradecimiento a VESPA TURIA por dejarme probar este maravilloso scooter.

Yo estoy acostumbrado a la “brusquedad del 500”: al principio si me llamó la atención las vibraciones al ralentí…luego me acostumbré y cuanto más rodaba, menos me importaban estas vibraciones que desaparecen nada más das un poco de gas.

Mi hijo lleva una X8 250. Cuando me dejaron la X10 350 se la dejé probar y le encantó…vamos, la cambiaba YA!…Ahora le he dejado probar la 500 y no le ha gustado: me ha comentado que la encuentra más pesada y “dura” de llevar…Puede que tampoco pudo sacarle el jugo…donde la 500 si que me ha parecido que destaca sobre la 350.

Ambas son excelentes, pero si Piaggio hubiera hecho el esfuerzo de dotar al 500 de la tecnología del 350…hubiera sido realmente un paso adelante mucho más decisivo para el que tenga que cambiar ya su viejo 500…seguro al 100% que se quedaría “en casa”…pues las prestaciones tal como lo han presentado ya son excitantes (hablamos de scooters, puntualizo) y razonablemente “económicas” siempre comparando con un bicilíndrico: ¿cómo serian en un 500 modernizado?.

P.D: Por cierto: pude rodar de noche con ella: los dos faros trabajando a la vez en cortas…hacen un haz de luz muy ancho, casi de coche…qué gustazo.

El X10-500 ofrece mayores prestaciones y sensaciones que el X10-350, como era lógico suponer. Solo con 200 kilómetros en su marcador ya es capaz de propulsarse a 160 km/h…con dos personas a bordo.

Después de probar las dos cilindradas, la 500 la recomiendo para quien quiera viajar a duo o simplemente “le guste conducir”..a cabio de un consumo algo superior y unos periodos de mantenimiento más cortos. El 500 es cómodo, con buena autonomía…ideal para los amantes del turismo en scooter.

Elegir una u otra depende del uso, puesto que la diferencia de precio es muy razonable.

El comportamiento en ruta es excelente incluso con los neumáticos SAVA…

La conclusión que he sacado es los X10 son maxi-scooters más enfocados a la carretera y al turismo (o para convalidados fans del lujo en el caso del 125), ofreciendo comodidad, buenas suspensiones, seguridad, protección. Para un uso más intensivamente urbano, la PIAGGIO ofrece el BEVERLY, que para mi gusto, principalmente por dimensiones y posición de conducción, es más agradable en ese escenario, sin olvidar que como buen maxi-scooter, es capaz de mucho más (o eso me han demostrado tanto la 250 Tourer que tuve, o la 500 Cruiser que tengo ahora).

Hay una diferencia apreciable entre el X10-350 y el X10-500, que para mi justifica la moderada diferencia de precio…siempre y cuando se piense en hacer rutas o viajes, o simplemente quieras disfrutar de las prestaciones y sensaciones que ofrece un 500.

¡AL FIN ES MIO!

Pues ahora que ya lo tengo, despues de hacerle 1.200 kilómetros seguiditos en Semana Santa me reitero en las buenas sensaciones de la toma de contacto. Le he montado maleta y la verdad es que noto muy poca influencia. Estoy muy contento con él. Ahora veremos el paso de los kilómetros que tal le sienta.

El motor es un valor seguro. Un viejo conocido (y amigo), el 493 doble bujia, pero va especialmente bien en este modelo. Las suspensiones Piaggio por fin se lo ha “currao”. La suspensión trasera progresiva regulable eléctricamente: ¡un lujo!. La horquilla con su buen recorrido…no se le pueden poner peros. La calidad de marcha es notable, cosa que te hace disfrutar aún más, incluso te hace ir más seguro por carreteras que no estén impecables.

Una 500 es una 500, está claro: el “mono” MASTER ya conocido…pero la gran diferencia es CÓMO VAS. Apenas vibra al ralentí…las arrancadas sin tractoreos..seguramente porque llevo unos rodillitos Dr. Pulley de 15 gr. que hacen trabajar muy bien al variador. En marcha es fino fino..sin vibraciones…aunque “sientas” el motor (a mi eso me mola). Siempre pronto a acelerar. De hecho seguí un T-Max unos cuantos kilómetros sin perderle la estela…no es que me picara, sino que ibamos parejos un tramo de autovía…solo en largas rectas, al final, el bi-cilíndrico impone su mayor capacidad en altas…pero no creais que se alejó mucho ni fácilmente. No quiero tampoco hacer pensar en “competiciones” innecesarias o ilusorias, solo pretendo enfatizar que las prestaciones del X10 500 son muy muy dignas (como es habitual en los motores de maxi-scooter Piaggio).

Con dos noto lleno el motor y es realmente placentero rutear con él. Traza muy bien las curvas…y tienes “punch” para que el motor te saque de ellas con autoridad: transmite seguridad, incluso el pasajero lo nota. Y el espacio que tiene y las estriberas sobre-dimensionadas también lo nota!.

A velocidades altas por curvones de autovía…yo no he podido hacerlo cabecear, ni ponerlo nervioso, tiene una precisión de tiralíneas: encomiable para tratarse de un ¡¡¡scooter de motor basculante!!!…Ese comportamiento tan sano hace que disfrutes. Aunque no pretendas correr, conducir una máquina aplomada da satisfacción…¿o no?.

Lo encuentro cómodo y protector: con lluvia apenas te mojas.

Consumo en la línea del MASTER: de bajo a comedido, según el recorrido. Autonomía buena. Y lo que te distraes con el ordenador de a bordo: a mi me envicia controlar consumo, autonomía restante…je,je. Parece una nave galáctica….sobre todo de noche. Por cierto, las luces una caña: por lo ancho del haz…buufff!

Capacidad de carga muy buena, aunque el fondo del hueco es un tanto irregular por el bulto del cilindro. Pero le cabe un integral (o modular), y un jet sin problemas, como ya sabéis. Tengo la intención de relegar al olvido las alforjas, pues con lo que cabe bajo y la maleta, creo que no harán falta…Veremos qué tal para el próximo viaje…ya os lo comentaré más adelante.

Encuentro el X10 500 especialmente bueno, incluso muy a valorar frente a más de un bi-cilíndrico, me atrevería a decir. Y recomendable 100% para practicar scooter-turismo a “dúo”.

Bueno, doy por finalizado el “ladrillaco”, espero no haberos aburrido mucho….Me voy a dedicar a disfrutar de esta dignísima heredera de la X9 haciéndole todos los buenos kilómetros, rutas y viajes que pueda

¡¡¡Nos vemos “on the road”!!!

Piaggio X10: por fin sustituto para el X9.

¿Qué es un scooter?. Es la frase tópica. Tal vez deba definirse con otra pregunta ¿para qué sirve?

Si sirve, es que tiene una utilidad. Es un vehículo utilitario. Sobre todo. Nos sirve para movernos. Pero para movernos de una forma libre, en contacto con el entorno.

Un scooter es una forma activa de desplazarse por el mundo. Simpático, poco invasivo…discreto. Por sus prestaciones comedidas tampoco es un derrochador.

El scooter es la moto más ligada a la modernidad. Nació a la vida social tras la Segunda Guerra Mundial…como una esperanza de vida mejor, de libertad para la gente trabajadora, cuya renta no alcanzaba para tener un coche.

También se convirtió, posteriormente en un icono para la juventud, que se apropió de él cuando sus padres lo fueron abandonando por los utilitarios de cuatro ruedas. Para ellos significaba también libertad: poder desplazar a sus estudios, fiestas, …era el estandarte de una forma de vida.

Luego cayó casi en el olvido…hasta que el tráfico rodado de las grandes ciudades fue tan pavoroso que la gente perdía horas en los atascos. El scooter fue llamado a ocupar su lugar de “máquina de fabricar tiempo”. Pero renació en otra dimensión,  con otros materiales, con mayor tecnología y prestaciones antaño imposibles de imaginar.

Hoy se fabrican mega-scooters “deportivos” de 850cc y 75cv.

Piaggio nos termina de presentar al heredero de la saga: la empresa madre de la Vespa, inició un camino con la Hexagon, que continúa ahora con esta nueva máquina. Tal vez algunos esperábamos otra cosa, sobre todo los que ya tuvimos una X9 500, pero me parece que se han decantado por lanzar un modelo donde lo importante no es cuánto es capaz de correr, sino de cómo vas: comodidad para los pasajeros,  excelente protección, limpieza, capacidad de carga…Pienso que Piaggio se ha mantenido fiel al concepto de lo que es un scooter. Esto deberá ser corroborado por la práctica. Pero en principio es lo que parece. Las cilindradas son lógicas. La 125 cc creo que solo tiene una base comercial: técnicamente un 125 montado en esa carrocería se me antoja escaso si quieres abordar carretera abierta: para ciudad será correcto. El 350 cc es novedoso, con un nuevo motor dotado de muchos avances, ideal para quien lo usa mayoritariamente “solo” y no le vale la pena gastar más. Y el 500, que, sin ofrecer las prestaciones de un bicilíndrico (que algunos esperábamos), estará en condiciones de poder llevarnos de escapada incluso a duo. Cuan diferente se  ve comparado con mi ex-Azzurra: aquella X9 500 que compramos en  Abril de 2002 y que tántos kilómetros nos acompañó con sus virtudes y defectos, con una fidelidad encomiable, pero cuajado de pequñas frustaciones debidas a gadgets de dudosa utilidad. Con más personalidad en sus formas que esta sucesora pasada por el filtro del marketing y de los estudios de mercado. La X10 tiene un estilo más convencional para intentar agradar al mayor número posible de clientes mundiales: ¿quien quiere fracasar ahora?Y por lo menos no la han equipado con caballete eléctrico…. Solo queda corroborar que no cabecea como una yegua desbocada en los curvones rápidos….bueno, ese tema parece que ya lo tenian controlado con la X-Evo, que si bien no es lo bastante grande para ser una Gran Turismo pura, es bastante más asentada que la X9 en cuestiones de estabilidad…así que le concederemos un voto de confianza.

Suerte, X10.