Archive | marzo 2011

Preparando el equipaje

Una de las preocupaciones que tenía con la Beva Cruiser era que en este modelo el caballete central rozaba demasiado fácilmente. Comenté este inconveniente al concesionario donde la he comprado: Vespa Turia, que remitió un CUA a Piaggio. Desde el primer momento en Vsp Turia se interesaron en solucionarlo y así lo han hecho: por supuesto la queja a Piaggio sigue su curso: espero que venga modificado para el resto de la serie y los que la compren disfruten de todo lo que este scooter puede ofrecer, pues es muy manejable y da mucha seguridad.

Mi intención siempre ha sido, aparte de usarlo como vehículo utilitario, rodar con él para viajar. Así que me puse manos a la obra para que fuera una eficiente máquina traga-millas.

Un lugar ideal en un scooter para llevar equipaje es el hueco que existe entre las piernas. Ideal para colgar una bolsa o mochila. Lo qúnico que has de evitar es que se descoloque en una curva y te de un buen susto. La solución que le he dado ha sido esta:

He cosido un trozo de cincha con un mosquetón a una bolsa sobre-depósito que usaba en la Transalp. La gracia es el anclaje para pulpos que compré en una web alemana de venta por internet, fijada en el lugar donde va un tornillo de la carrocería. Queda muy “profesional”.

El resultado es óptimo. Y los anclajes pasan desapercibidos cuando no se usan. Por supuesto que el gancho porta-bolsas que lleva de origen va de perlas. Creo que ha quedado muy bien y no voy a echar de menos los imanes. Es fácil de quitar y poner: es muy necesario, porque el tapón de llenado de combustible queda debajo de la bolsa. También comprobé que descolgándola del gancho, se pudiera abrir la guantera del retro-escudo.

Un complemeto ideal que llevo instado, que la Criuser ha heredado de la Tourer 250, son las defensas. Porque si qquieres ir de viaje has de llevar equipaje…así que colocarle alforjas es una obligación.

El proyecto Cruiser va tomando forma: espero poder probarla pronto en ruta.

Tampoco resulta muy voluminosa en su vista posterior.

Ahora solo falta la prueba en carretera.

Mis primeros pasos con la Beverly 500

Pues el rodaje aun no lo he terminado: solo llevo 360 kilómetros desde el viernes pasado por la tarde que me la entregaron. En directo es más bonita que en fotos, que conste. Es de color negro sólido, sin metalizado.
Le he puesto pantalla(es diferente a la anterior Cruiser, un poco más alta) Es un accesorio que se paga aparte: se va suficientemente protegido y sin rebufos a velocidades legales. Una maleta GIVI de 45 litros es necesaria para poder llevar cosas: le queda bien porque sobresale muy poco …y para redondear la estética “Cruiser” le he montado las defensas originales Piaggio cromadas que le monté a la 250. Ah! y un reloj para saber la hora, porque incomprensiblemente en un vehiculo urbanicola Piaggio ha pasado de montarlo.

Comparando la 250 y la 500
El motor que lleva es el MASTER 493 twin spark: parece más lleno que el 460, con más bajos. Se maneja casi tan bien como el 250 pero rozas enseguida con el caballete en las curvas a derechas sobre todo (habrá que hacer algo al respecto: por ahora he graduado la pre-carga al 3 y mejora), y el radio de giro es menor que en las peques, más parecido a la moderna MY 2010 300cc. Como contrapartida, subirlo al caballete es más fácil que en la Tourer 250, paradojas de la vida.
Ya he consumido el primer depósito de forma controlada,  sin pasar de 100 km/h…el consumo se ha cifrado en 4,38 l/100 km en uso mixto.
La 250 Tourer es una bici: se nota ligera, gira muy bien. Consumo entre 3.5 y 3.7 litos a los 100. Barata de mantener. Alcanza los 145 de marcador con terreno favorable, aunque lo suyo son los cruceros de 120 de marcador, que no está mal. La mia llevaba pantalla media original, lo que aseguraba un buen confort de marcha. Con dos bien por ciudad pero justita en carretera. Incluso hice algún viaje largo y saliditas pero solo.
La 500 Cruiser me parece estéticamente más bonita, maciza, más moto. El motor me encanta, con patada ya “sabrosa” y bajos destacables. En comparación con la 460cc, por ejemplo, sale con menos vibración y más lleno desde abajo. Ya tengo ganas de poder apretarle un poco.
La que he comprado es el último re-styling: es clavado al Cruiser 10º Aniversario 2011 pero de color negro/asiento beige, y parece ser más manejable y menos cabezona que la versión anterior que pude probar, la que llevaba el faro redondo de la Moto Guzzi Breva 750.
Es más baja que la Tourer y el asiento para mi es mejor en medidas y mullido.
Como practica/económica: la 250…pero la 500 por feeling, sensaciones, empuje, aplomo… me está enganchando mucho.
Para carretera y conducción a duo con la 500 digamos que “tienes moto para todo” sin resultar pesada o aparatosa en ciudad…mientras que la 250 se adapta más al ámbito de lo práctico y urbano por motor, más que nada, aunque tengo que decir que tiene una parte ciclo muy sana y vivaz y la he llevado muy a gusto.