La embestida de la bestia

Juer, parece que fue ayer. Tanta gente, tantos kilómetros…y un borrón: si nos pilla bien pasamos a ser "lágrimas en la lluvia" por culpa del tipo del coche. Va a hacer un año que nos embistió cuando circulábamos por la city en nuestra Piaggio X8 250…Ahora estamos mejor. Sólo que nuestros magullados cuerpos se encargan de hacer de cada día, una efemérides.
Lo importante es que seguimos rulando, aunque ya no es lo mismo. Por razones ocultas e indescifrables todo ha cambiado…la luz, el clima, las personas. Nosotros.
La scooter fue reparada: ahora es nuestro hijo el que la lleva. Quedó como nueva.
El baluarte de la libertad que suponen nuestras escapadas moteras está asediado por las huestes del miedo. No podemos evitar ver un enemigo en cada sombra, ni un ataque en cada movimiento. El placer también se ha fracturado el hueso de la risa. Así que haremos por recuperar lo a base de ejercicios: ¿hace una ruta por los Pirineos?. Hace.¿Hace un Alto Tajo?. Hace. Intentamos superar el susto, pero circular por la ciudad es una experiencia que nos acongoja.

Anuncios

About serpdasfalt

Diseñador, grafista y dibujante. Enamorado de las motos y los scooters.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: